Páginas vistas en total

27 de mayo de 2016

MI HISTORIA Y LA VUESTRA P.G.S.1997/98 SEGUNDA PARTE



 MI HISTORIA Y LA VUESTRA P.G.S 1997/9


SEGUNDA PARTE:
Pasaron las vacaciones de Navidad y nos incorporamos a las clases, antes de contaros algunas anécdotas del curso quiero mencionar a las alumnas para indicaros algún rasgo característico de su personalidad, así os podréis hacer una idea más real de la situación:



  • Cecilia Bou: simpática .animada.
  • Elisabeth Cervera: callada. Trabajadora.
  • Finin Eixarch: traviesa. Animada.
  • Mª Pilar Cutillas: sencilla.
  • Mª Ángeles Cristóbal: sencilla, parada, vergonzosa.
  • Belén Herraz: responsable, trabajadora.
  • Marivi Izquierdo: responsable, trabajadora, genial.
  • Ruth Gallego: responsable trabajadora, genial.
  • Lali Gil: expresiva, trabajadora.
  • Amparo Gil: cariñosa, sencilla, trabajadora.
  • Mercedes Cortes: aguda, trabajadora, responsable.
  • Xari Palomero: sencilla, trabajadora.
  • Mª Carmen Martínez: graciosa, trabajadora, expresiva, animada.
  • Isabel Marques: sencilla,
  • Maite Rubio: responsable, trabajadora.
Todas muy cariñosas.
Como habréis podido observar eran un grupo muy diferente al del año anterior, si individualmente era una alumna movida, animada, expresiva, traviesa; figuraros 15 alumnas juntas en las que la mayoría tenían estas características.
Hubo malentendidos propios de la edad (de 16 a 18 años), peleas, siempre fuera de clase y en horas no lectivas, porque las avise, y tenían miedo a ser expulsadas.
Por el contrario aprendían rápido y bien, querían trabajar, ganar dinero, sentirse útiles.
Lo absorbían todo como esponjas, la teoría no les iba mal pero preferían la máquina, cuando se sentaron la primera vez apretaban tanto el pedal que les costaba controlar el manejo de las mismas.
Con MUCHA paciencia conseguí que todas aprendieran (unas mejor que otras por supuesto)
Algunas de las alumnas eran muy competitivas, muy trabajadoras, por ellas me plantee abrir una academia privada, (pero esa es otra cuestión que ya contaré en su momento), daba la sensación de que estaban en una carrera y querían el premio, que era un puesto de trabajo.
Ese año reuní a los padres muchas veces, cada vez que pasaba algo que yo consideraba que no estaba bien los llamaba, y para hacer honor a la verdad respondieron perfectamente en todo momento, ellos desde casa y yo desde clase creo que hicimos un buen trabajo.
Os quiero contar algo que sucedió que casi parece una historieta por lo inverosímil que es; una de las alumnas (no voy a deciros cual) tenía problemas de olor corporal, y estaban todas que trinaban con ella, ya nos habíamos cansado de repartir folletos con instrucciones para una perfecta higiene, para ver si se daba por enterada, pero no había manera, y el resto de alumnas ya no podían más, figuraros como estaban que en pleno invierno abríamos las ventanas. Entonces viendo que no percibía que dichas actuaciones eran por ella, me decidí a hablarle personalmente, para mí fue un dilema porque ¿cómo le dices a una niña de 16 años, que es un sol, cariñosa, educada, que huele mal? Bueno pues se lo dije, suavizando las palabras por supuesto, y sabéis que me contesto; Paqui es que tengo una TENIA pero el médico dice que cuando cumpla 18 años la expulsare. (Es decir el día de su cumpleaños, lo más fuerte es que ella se lo creía) Figuraros como me quede, lo peor vino cuando las compañeras se enteraron, pues ella misma lo contó como queriendo justificar el fuerte olor que despedía.
Se armo la marimorena: que si a ver si nos contagia y acabamos todas con ese parásito, que si no va al médico y trae una carta como que no contagia no queremos que venga a clase etc. etc. etc.…, ahora me rió al recordarlo pero entonces fue un verdadero dilema. En fin, intente que fuera al centro sanitario para que vieran de donde procedía su problema, le hicieron muchas pruebas y se soluciono.
Participamos en otro desfile, este fue en el Auditorio de Ribarroja del Turia y era para recoger fondos para ayuda en la Lucha contra el cáncer, fue el primer desfile que organice para esta causa, después le han seguido unos cuantos. Colaboraron con nosotras unos diseñadores de ropa de teatro que conocimos en el desfile de Navidad de Canals, hicieron una exposición genial de su trabajo, el presentador fue uno de estos chicos, ROM se llamaba, tuvo una actuación simpática, desenfadada nos lo pasamos muy bien.
(A los pocos meses del desfile ROM falleció de cáncer, era un luchador, cuando nos hizo de presentador ya estaba enfermo y nos lo oculto, tenía una presencia atípica, pelo de punta tintado de azul, vestir extravagante, amigo de sus amigos y se volcaba con las causas justas, después de tantos años me acuerdo perfectamente de el, y eso que lo vería medía docena de veces, eso tiene ser una persona buena, que nunca se van del todo, su recuerdo siempre permanece.)
Volvamos a clase, bolsillos, trinchas, punto atrás, hilvanes, ojales, patrones, etc. Así pasaron los meses, preparándose para prácticas.
Y llegaron estas, ellas estaban anhelantes, y muy asustadas, porque tenían miedo de no dar la talla.
A dos de las alumnas las lleve a una fábrica de bolsos que había en Benisano y ¡cogeros que viene curva! duraron un día, si como lo oís al segundo día les dijeron que no fueran, pienso que la actitud de ellas no fue muy buena, y que la empresa tuvo poca paciencia es decir ninguna.
Bueno el caso es que las puertas de esa empresa se" cerraron", ya no volví, ni intente llevarles más alumnos de prácticas.
Hubo otra alumna que cayó enferma y no pude llevarla a ninguna fábrica textil, el resto, es decir 12 fueron todas a la misma empresa, yo iba con ellas todos los días, supervisaba su trabajo y estaba pendiente de que supieran salvar los problemas que se les presentaban, pusieron mucho interés, se esforzaron de lo lindo, y de las doce, once obtuvieron el contrato de trabajo que tanto deseaban. No lo harían tan mal ¿no os parece?
Faltaban dos meses para que terminaran las clases y la lista de espera para el curso siguiente era interminable, los resultados obtenidos tanto a nivel personal (cambio de conducta) y laboral estaban siendo un éxito.
La dirección del centro donde trabajo considero interesante, realizar una comida todos juntos: inspectores de la Conselleria de Educación, gerentes de las empresas que habían colaborado en las prácticas, personal del centro, profesores ,alumn@s que optaban a entrar en el próximo curso, y lo que es más importante las alumn@s del curso actual, quisiera que las hubierais visto vinieron a la comida con el uniforme del trabajo, orgullosas de ellas mismas pues hacia unos días que se habían incorporado al mundo laboral.
(En aquellos años se impartían en el centro tres cursos: mecánico de automóviles, carpintería y Corte y Confección).
Seriamos en total cerca de 80 personas, entregamos diplomas, hubo muy buena armonía y estábamos muy contentos, en fin, que:
Fue un lujo de clausura.





1 comentario:

  1. LA SEMANA QUE VIENE EMPEZAMOS CURSO NUEVO OS ESPERO.............

    ResponderEliminar